¿Te gustó Hygge? Ahora llega Lagom

Hygge fascino al mundo, pero ahora ha llegado un nuevo término escandinavo que definitivamente describe en una sola palabra la importancia de vivir con lo justo.

Hygge es un momento, Lagom un estilo de vida

El movimiento minimalista ha sido tendencia desde que Marie Kondo incitó a las personas a deshacerse de los objetos materiales que no las hacían felices.

Y no estaba para nada equivocada, vivir con lo justo te ayuda a mantener tu vida en orden y tus finanzas bajo control.

Lagom se trata de disfrutar de la vida, pero disfrutarla en su justa medida, sin excesos.  

Sabemos que parece difícil limitar el consumo, pero te invitamos a intentarlo con sencillos trucos aplicados a tu día a día.

Al hacer la compra del supermercado:

Solamente compra lo que necesites, no te dejes tentar por la compra impulsiva y definitivamente no vayas con hambre.

Intenta hacer compras pequeñas semanales en vez de una grande cada dos semanas, no solo tendrás productos más frescos, al ser una compra pequeña estarás segura de lo que te hace falta y no comprarás de más  (Y recuerda huye de la comida procesada).

Al cocinar:

Es muy importante no botar comida, por eso al momento de preparar las recetas haz la cantidad justa. Y si quieres hacer un poco más para llevar al trabajo al día siguiente, trata de que sea para una sola ración (la comida mientras más fresca, mejor).

Al comer:

¿Cuántas veces no has comido de más solo por no dejar nada en el plato o por qué estaba tan rico que no te podías resistir? A todas nos ha pasado, pero la sensación luego de haber comido no es nada placentera: te sientes aletargada, hinchada y arrepentida.

Por eso lo mejor es comer raciones pequeñas, se recomienda no llenar el estomago al 100%, se debe dejar un tercio de espacio para agua y otro tercio para aire.

Al comprar ropa:

Antes de salir de tiendas, mira que ropa tienes en el armario, puede ser que encuentres prendas que ni recordabas que estaban ahí. Compra solo lo que realmente necesites y trata de no seguir modas, son pasajeras. En vez de eso, crea tu propio estilo.

Disminuye tu huella ambiental:

Haz pequeñas acciones como cerrar el grifo mientras te duchas o utilizar solo bolsas reutilizables, todo cuenta.

En lo electrónico puedes reciclar los móviles que ya no usas, desconectar los cargadores luego de usarlos (solemos dejarlos conectados por comodidad), poner la lavadora solo cuando esté llena y apagar la televisión o las luces si no estás en la habitación.

Pero como en Hygge, en Lagom no todo se trata del mundo exterior, por eso hemos llegado a nuestro punto favorito:

Lagom_hygge.jpg

¡Dedica tiempo para ti! Y para trabajar en ese proyecto/hoobie que te apasiona y que has estado posponiendo por tanto tiempo. El concepto Lagom también implica que inviertas tu tiempo en actividades que realmente te hagan feliz.  

Está en tus manos tomar el control de tu vida e intentar iniciar algo para dejar de depender de otras personas. Poder trabajar en un proyecto propio te dará muchísima satisfacción y te permitirá crecer personal y profesionalmente.

La vida es corta y hoy es el mejor momento ¡No esperes más! 

francesfuentes

Un alma libre que busca inspiración en las pequeñas cosas de la vida. Creativa, apasionada por el marketing de contenidos, pero sobre todo, Comunicadora de Sueños.