Por qué deberías invertir en tu marca personal

¿Realmente estás tomando las decisiones menos arriesgadas en tu vida? Tener un trabajo seguro e invertir esfuerzo y horas en busca de ese ansiado ascenso no es una buena inversión.

La realidad es esta: Estás poniendo tu futuro en manos de terceras personas.

De la noche a la mañana, la empresa puede quebrar o decidir ascender a alguien más joven e inexperto a quién le puedan pagar menos. Las decisiones que tomen acerca de tu puesto de trabajo no las puedes controlar (así seas la “empleada del mes” durante toda tu vida).

Entonces, te volvemos a preguntar, ¿Realmente estás invirtiendo bien tu esfuerzo y tiempo?

Lo único que siempre quedará para ti es tu marca personal. Eso es algo que nadie te podrá quitar, pase lo que pase en la industria o en el departamento de recursos humanos de la empresa.

Empieza a trabajar tu marca personal desde hoy. La reputación que construyas alrededor de tu nombre y la comunidad a la que pertenezcas nunca dejarán que nadie deshaga todo tu esfuerzo.  

marca-personal-bs

5 pasos para construir tu marca personal

Define en qué quieres destacar

No puedes empezar a construir tu marca personal si no tienes ni idea de a qué quieres dedicarte y en qué campo quieres que se te reconozca como un referente.

Tenemos la buena suerte de vivir en una era donde la información está al alcance de un clic, lo único que nos limita es nuestra falta de motivación y esfuerzo.

Así que no te encasilles: si estudiaste bellas artes, pero en realidad te gustaría ser periodista ¡Puedes hacerlo!

Encuentra tu diferenciación

Siguiendo con el ejemplo anterior, hay cientos de periodista en el mundo, pero gracias a tus estudios en bellas artes podrías diferenciarte contando las noticias en otros formatos: como por ejemplo con infografías o viñetas. (Mira lo que hace PlanetPrudence para contar cómo somos realmente las mujeres 😊).  

Cuida tu perfil

Todo lo que escribas y las fotos que publiques quedarán indexadas por siempre en Google. Ten mucho cuidado con lo que compartes. Tus redes sociales deben demostrar por qué eres (o quieres ser) un referente en el sector, no tu vida personal.

Refleja quién eres

Tus perfiles sociales tienen que reflejar tu voz, tus gustos y lo que te apasiona, pero el contenido siempre debe girar en torno a la marca personal que quieres construir.  

Si eres un blogger de moda por ejemplo, puede que sirva una foto tuya tomando helado de pistacho en la nueva heladería orgánica que acaban de inaugurar, pero si tu perfil es de marketing, esto no aportará nada ni a ti ni a tus seguidores.

Participa

Ser parte de una comunidad es uno de los mayores privilegios del mundo tecnológico. Estar en contacto con otras personas que tienen las mismas pasiones que tú, te ayudan a crecer, a tener distintos puntos de vista y sobre todo a ir forjando tu reputación.

Esperamos que empieces a invertir en tu marca personal desde hoy mismo, recuerda solo tú pones los límites de hasta dónde quieres llegar 😉.

 

francesfuentes

Un alma libre que busca inspiración en las pequeñas cosas de la vida. Creativa, apasionada por el marketing de contenidos, pero sobre todo, Comunicadora de Sueños.