¿Una segunda oportunidad?

Hola. Aquí estoy, luego de tres meses (o más) de silencio. No tengo cara para aparecer frente a ustedes, voy y vengo, estoy aquí y allá, y ustedes queridos lectores son tan fieles que a pesar de mi inconstancia siguen allí detrás de sus pantallas leyendo el nuevo post de la chica silenciosa.

Primero que nada, muchas gracias por seguir allí, no necesito una gran audiencia para tener una razón para sentarme a escribir, con que solo tú me leas, para mi ya es más que suficiente, gracias.

Tengo un nuevo proyecto entre manos para Besaha y estaré encantada de que me acompañes en él:

Cada domingo subiré un post con mis pensamientos de la semana, es un trabajo creativo que hará que NO deje de lado el arte de escribir por perderme constantemente en lo mundano.

Llevo meses sin escribir sobre los pensamientos que cruzan mi cabeza y si bien amo mi trabajo de creación de contenidos, un artista necesita un espacio para crear libremente sin que le impongan temas de los que escribir, composiciones que tocar o melodías que bailar.

Este es un espacio para expresar todo lo que pasa por mi cabeza sin ediciones. Basta ya de reprimir ideas, pensamientos y sobretodo PASIÓN.

Por eso mis queridos y escasos lectores, les digo algo, los temas de esta revista van a cambiar y seré sincera porque se lo merecen, no tengo idea de cómo evolucionará. Solo tengo clara una cosa, y es que dejaré de escribir sobre temas que pueden atraer tráfico y me centraré en compartir lo que realmente me interesa y lo que creo que es importante. Todo esto con la esperanza de que algunas de mis lineas los inspire y los ayude en sus vidas (aunque sea un poquito). 

Y hasta aquí lo importante. Ahora si quieren cotillear un poco sobre mi desaparición sigan leyendo 😉

Les debo una razón de peso de porque los he abandonado, la verdad es esta… Me embarque en un nuevo proyecto profesional muy chulo con el que estoy encantada, y también he querido explorar otras formas de arte. Y es que los artistas no somos seres constantes, nos cuesta muchísimo enfocarnos porque nos atrae tanto todo y somos tan curiosos que enseguida queremos iniciar algo nuevo.

Los artistas amamos el arte, entiéndase por ello: Música, pintura, escritura, baile, cocina, fotografía, etc. Como amantes de la belleza estamos en su constante búsqueda y aunque sabemos que hay cosas que se nos dan mejor que otras, en el fondo tenemos el deseo de poder ser maestros de todos los artes conocidos en este mundo.

Yo por ejemplo, amo la música, la pintura, el baile, y la escritura, pero me encantaría tener la capacidad de no solo apreciarlos sino también manejarlos a diestra y siniestra para crear piezas de arte únicas. Sé que eso es imposible, pero me divierto en el intento.

El saltar constantemente de un arte a otro nos vuelve inconstantes y la falta de tiempo para practicar todo lo que queremos abarcar hace que nos sintamos desmoralizados y desencantados de vez en cuando, hasta que ¡Eureka! llega una idea de como retomar el proyecto y vuelves a él con toda la ilusión del mundo.

Así que me tendrán por aquí cada domingo y tengo fe de que esta vez seré constante.

Nos vemos entre líneas.

Frances.

francesfuentes

Un alma libre que busca inspiración en las pequeñas cosas de la vida. Creativa, apasionada por el marketing de contenidos, pero sobre todo, Comunicadora de Sueños.