1001_vias_exito

1001 vías para llegar al éxito

Pasamos toda nuestra vida intentando encajar en el concepto de éxito impuesto por la sociedad:

  • Estudia.
  • Consigue un buen trabajo.
  • Compra una casa.
  • Haz una familia.
  • Llena tu vida de objetos materiales innecesarios.
  • Y por supuesto, no te atrevas a saltarte ninguno de estos pasos, porque de lo contrario, serás un fracasado.

La realidad es la siguiente: ningun@ de nosotr@s es 100% feliz.

No importa cuántas metas consigas, siempre querrás más. Piensa en la última vez que conseguiste algo que te habías propuesto ¿A qué ahora ya no es suficiente?

Para considerarte una persona exitosa no es necesario tener un gran sueldo, ni casa propia o un coche de lujo, creo que el molde que nos han impuesto se puede romper y hay que dejar claro que no para todos el éxito significa dinero, familia o bienes.

No existe un único molde, hay miles. Y esta generación los está creando más y más:

  • Personas que dejan trabajos que los hace sentir miserables para dedicarse a algo con más significado.
  • Parejas gays que deciden dar el paso y formar una familia.
  • Gente que deja todos sus objetos materiales atrás y vive una vida ligera de equipaje, pero repleta de experiencias.

Muchos moldes, una única meta: La felicidad

Ahora bien, tú también puedes redefinir tu concepto de éxito. Es tan sencillo como responder a estas preguntas:

  • ¿Cuál es tu verdadero objetivo en la vida?
  • ¿Cuál es el legado que te gustaría dejar?
  • ¿Qué necesitas conseguir para sentirte una persona realizada?

Venga una vez más, pero esta vez al contestarlas deja de lado las ataduras, las excusas y las presiones del qué dirán. Te doy una pista, tus respuestas no deberían estar relacionadas con dinero u objetos materiales, porque de lo contrario aún estás atad@ a la definición de éxito impuesta. Las respuestas está escondidas en el fondo de tu corazón, ve a por ellas, vamos, tu puedes. ¿Las tienes?

Yo por ejemplo me di cuenta de que confundía mi identidad con mi profesión. Consideraba que toda mi vida se debía a esto, pero cuando empecé a armar mi propio molde vi que en realidad no quiero vivir una vida sin significado, no quiero ir a trabajar solo por la nómina a fin de mes. Para mi ser exitosa significa hacer lo que amo, no cuán lejos llegue con ello ni cuánto dinero gane; eso simplemente es una consecuencia, más no la razón por la que me levanto cada día.

Muchas personas abarcan más de lo que pueden y viven intentando conseguir más dinero, más títulos, más ropa, más proyectos, más, siempre más. Y finalmente no se concentran en nada. Todo se va posponiendo hasta quedar en el olvido.

Si defines tus metas según el sistema de éxito impuesto por otros es muy difícil que seas feliz, porque en realidad no estás luchando por lo que tú quieres sino por lo que el mundo te impone, y cuando no lo consigues, entonces te deprimes y decides descuidar otros aspectos de tu vida hasta conseguirlo.

Y es así como terminamos encerrados en una rueda para hamsters, en un círculo vicioso que se repite una y otra vez, mientras tenemos la falsa ilusión de avanzar.

El tener claro qué significa para ti ser exitos@ es una experiencia liberadora, porque te da las herramientas necesarias para concentrarte en lo que realmente te llena como ser humano. Dejas de preocuparte por cumplir los objetivos de los demás y te concentras en los tuyos, y una vez que empiezas ese camino solo te esperan cosas buenas ¿Sabes por qué? Porque cuando haces lo que amas simplemente destacas.

ronald-cuyan-434484-unsplash

Una vida simple

El mundo está lleno de maravillas, desde música inspiradora hasta lugares mágicos, pero tanto consumismo no nos permite disfrutar de ellas.

La felicidad no se mide por la cantidad de cosas materiales que posees. Creo que los objetos nos dan una alegría fugaz, nos llenan cuando son nuevas y luego esa sensación se desvanece.

Lamentablemente la publicidad, la televisión y los influencers nos muestran que no es así, o tienes el último vestido de la temporada o no eres una persona de éxito. Y entonces llega el materialismo y esa necesidad de demostrar a los demás cuánto tienes, cuando en realidad solo intentas llenar vacíos.

Yo prefiero vivir una vida simple, libre de objetos sin significado para así disminuir el estrés que implica tener posesiones: Lleva el coche al taller, paga la derrama del piso, intenta no ahogarte con la deuda de la tarjeta, consigue un trastero porque tienes ropa que nunca volverás a usar, pero que aún así no quieres donar.

Muchas personas no entienden mi estilo de vida, pero yo soy feliz así, para mi este es mi modelo de éxito:

  • El poder ir ligera de equipaje, me hace feliz.
  • El que mi huella de carbono sea cero cada vez que me movilizo, me hace feliz.
  • El evitar que exploten a personas de países en vía de desarrollo para que yo pueda lucir una blusa que la próxima semana estará pasada de moda, me hace feliz.
  • El no tener mi nevera llena con comida que se dañará, me hace feliz.

Yo en cambio no entiendo a la gente que es capaz de meterse en una hipoteca por 40 años… ¿Cómo puedo entenderlo si ni siquiera sé dónde voy a estar mañana? Creo que las deudas te atan: a ciudades, a trabajos, a relaciones ¿Vale la pena?

Hay vida más allá de las deudas, el dinero y el trabajo, y una vez que lo descubres, un nuevo escenario se abre ante tus ojos. Ahora la pregunta es ¿Estás list@ para comenzar el show?

Me encantaría saber cuál es tu definición de éxito, compártela en un comentario aquí abajo o respondiendo a mis Instastories.

Frances