Sobre la desconexión del Ser

Otra vez lo volví a hacer. He vuelto a cometer un gran error. Cuántas veces no he escrito en este blog: “No dejes de lado tu marca personal”, “No olvides hacer lo que te hace feliz”, “Sé tu mism@”.

Y es que la verdad es muy fácil escribirlo, pero muy difícil cumplirlo, en especial si seguimos aplicando el mismo patrón de pensamiento que nos hizo cometer el error.

Otra vez he abandonado este blog, eso que tanto me apasiona y que me hace feliz. Y lo peor de esto no es que haya abandonado a mis lectores (mil disculpas #3), lo peor es que sé que cada vez que lo abandono significa que también he dejado de estar conectada conmigo misma.

A la final todos tenemos esas pasiones a las que regresamos cuando nos volvemos a encontrar con nosotros mismos ¿pero por qué las abandonamos?

Cambiando patrones de pensamiento

Nuestros pensamientos nos limitan,

La forma en como hemos sido educados nos limita,

Nuestra cultura nos limita,

Desde pequeña me han enseñado que el éxito viene de la mano del dinero, también me han hecho creer que mi profesión es la que me define como persona… Estoy 99% segura de que si has sido criad@ en un entorno occidental, tú también tienes el mismo sistema de creencias.

En las escuelas, universidades y trabajos nos adoctrinan para que estemos separados del Ser, de nuestra esencia. La sociedad quiere personas que sigan las reglas del status quo, no quieren seres felices y reflexivos que pongan en duda el sistema establecido, es muy triste pero aún hoy con toda la pseudo libertad que creemos tener, estamos más encarcelados que nunca.

Nuestra mente crea discursos mentales, miedos absurdos que hacen que tomemos ciertas decisiones en la vida, en mi caso por ejemplo, decidir dejar aparcado el blog para poder dedicarme en cuerpo y alma a mi trabajo de oficina. Mi sistema de creencias me hizo actuar de esa manera. ¿Quieres ver cómo? Aquí un pequeño sketch entre mi esencia y la parte del cerebro que me hizo tomar la decisión:

Cerebro reptiliano: ¿Para qué vas a dedicar tiempo a escribir en el blog si no te reporta ningún ingreso?

Ser: Porque me gusta y me hace sentir conectada conmigo misma

Cerebro Reptiliano: ¿Pero acaso estás tonta? Mejor dedica ese tiempo a seguir trabajando, mientras más trabajes más exitosa serás y por ende más feliz.

Ser: ¿Estás seguro?

Cerebro Reptiliano: ¡Por supuesto!

Ser: Vale, pues te voy a hacer caso porque tu eres la parte del cerebro que me dicta las decisiones que tengo que tomar para sobrevivir… Si dices que mi blog es una pérdida de tiempo y que si le dedico mucho entonces no tendré nada que comer, mmm, pues lo abandono ahora mismo.

La desconexión del Ser

Estar conectados con el Ser no es muy fácil, estoy segura de que mucha gente no tiene ni idea de cómo hacerlo (espero escribir un post de cómo hacerlo muy pronto), y esto es algo muy triste porque en la vida real somos seres espirituales atravesando por una experiencia humana, no al revés.

Es normal que nuestro cerebro más primario gane, a la final es el responsable de nuestra supervivencia y se ha ido formando gracias a lo aprehendido en la cultura / entorno / educación, pero tenemos en nuestras manos el poder para dejar de vivir con miedo.

La única manera de ser felices es volviendo a conectar, volviendo a ser tu mismo, demostrándole al mundo tu vulnerabilidad y llenándolo de luz, te invito a desafiar a tu sistema de creencias y a esa serie de patrones de pensamiento que te impiden serlo.

En oriente creen que una persona rica es la que ha encontrado estar en constante conexión consigo mismo, una persona que realmente disfruta de cada minuto de su vida. ¿Tú quieres ser rico?

La única parte práctica de este post

Identifica cuáles son esos discursos que tu cerebro reptiliano te cuenta constantemente. Aquí un listado de lo que probablemente te esté diciendo si eres occidental:

  • Nunca encontraré el amor
  • Nada tiene sentido
  • No puedo confiar en nadie, todos me van a traicionar
  • Las personas exitosas tienen suerte
  • Tengo que agradar a todos
  • No soy lo suficientemente buen@
  • No seré feliz hasta que consiga ___________
  • Tengo que proteger mi reputación
  • Todos se enojarán si no sigo las reglas
  • Mis padres estarán muy decepcionados si no cumplo con sus expectativas
  • El mundo no está listo para mi

La próxima vez que dejes de hacer algo que sientes por miedo a contradecir a tu cerebro reptiliano, pon a prueba su discurso con estas preguntas:

  • ¿El pensamiento que te encarcela siempre es verdadero o hay momentos en el que puede ser falso?
  • ¿Puedes pensar en una situación hipotética en la que este pensamiento puede dejar de ser verdadero?
  • ¿Puedes pensar en alguna ocasión en la que actuaste como si este pensamiento no fuera verdad? ¿El mundo se acabó después?
  • ¿Puedes pensar en alguien de tu entorno que haya roto la regla y que aún así sigue estando bien?
  • ¿Forzarías a que un ser querido tenga este mismo pensamiento limitante?

El 95% de las cosas que el cerebro reptiliano nos dice son mentiras atroces, no permitas que siga limitando tu vida, vuelve a tu Ser y a eso que te hace feliz.

Frances

francesfuentes

Un alma libre que busca inspiración en las pequeñas cosas de la vida. Creativa, apasionada por el marketing de contenidos, pero sobre todo, Comunicadora de Sueños.